Me llamo Elena y te doy la bienvenida y las gracias por estar aquí.

Desde mi infancia, las alergias, dermatitis y sensibilidad química me han acompañado en mi vida. Siempre en búsqueda de soluciones para encontrarme mejor, decidí formarme como Experta en Cosmética y Dermofarmacia e investigar en el mundo de la cosmética natural. A día de hoy, continúo formándome e investigando y he fundado este bonito proyecto para ayudar también a otras personas en su bienestar.

En esta línea especial de Jabones Botánicos, diseñados para cubrir las distintas necesidades de nuestra piel, he encontrado el bienestar que necesito y que ahora, quiero compartir contigo.

Están elaborados a partir de ingredientes orgánicos 100% naturales y veganos, y pueden utilizarse para la cara, para el cuerpo y también para las manos, así minimizas tu rutina diaria a la vez que conectas con el poder de la naturaleza. Con muy pocos productos puedes cubrir todas tus necesidades, además puedes transportarlos donde quieras de forma más ligera, ocupan muy poco espacio.

Todos los jabones, en cada una de sus fórmulas, están elaborados con Aceite de Oliva Virgen, aceite de Coco y Manteca de Karité Bio. El aceite de oliva es uno de los mejores humectantes con los que podemos contar para poder prevenir la sequedad en la piel, y el nuestro es de primera calidad.

Diseño sin título (1)

Sus aromas naturales provienen de los aceites esenciales que hemos seleccionado:  geranio, tomillo, romero, limón, mejorana, lavanda, pomelo, hierba de limón, naranja y pachuli, que les confieren además maravillosas propiedades.

En Los Jabones de Elena apostamos por la cosmética sólida, la que no se derrama ni necesita de envases de plástico, son opciones sostenibles y saludables, de larga duración, fáciles de usar y cuando los has consumido nada queda de ellos.

Son amigables con el medio ambiente, no contaminan, no contienen parabenos y su embalaje en papel encerado (sin parafina) es biodegradable y sostenible, permite preservar todo su aroma y propiedades intactas. De esta forma nos cuidamos, y cuidamos del planeta.

INVIRTIENDO en BIENESTAR.

Un fuerte abrazo.

Con cariño. Elena